Conecta con nosotros!

Té e infusiones

Los efectos negativos del té negro que deberías conocer

¿Crees que lo sabes todo sobre el té negro? Descubre qué efectos secundarios tiene el té negro. Averigua en qué casos es mejor no tomar té negro.

Publicado

el

Contraindicaciones del té negro

El té negro es una infusión que cada día es más consumida y más conocida por todos nosotros. Pero, no todos sabemos para qué sirve el té negro y cuál es la mejor forma de tomarlo, por ejemplo.

Sí que conocemos que tomar té negro a diario tiene grandes beneficios, pero como todo, también tiene su parte negativa que debemos tener en cuenta antes de tomarlo. El té negro tiene efectos secundarios para nuestro organismo, en algunos casos más que en otros, por eso, si acostumbras a tomarlo o has decidido tomarlo, sigue leyendo este artículo porque esta vez vamos a centrarnos en las contraindicaciones del té negro en nuestra salud.

Qué efectos negativos tiene el té negro en nuestra salud

Antes de hablar de los efectos secundarios o efectos negativos del té negro, hay que indicar que la moderación es esencial. Tomar té negro no significa que tengamos que padecer estos efectos secundarios. La moderación en el consumo de este y cualquier tipo de té o infusión es la clave. Si quieres seguir disfrutando de sus propiedades, intenta no tomar más de 3 tazas al día. Esta cantidad no representa ningún daño para la salud en general. Aún así, te mostramos cuáles pueden ser los efectos negativos de tomar demasiado té negro que conviene saber.

1. Aumento de la exitación

El té negro contiene más cafeína que otros tés como el té verde, por ejemplo. Además, cuenta con otros alcaloides, por lo que, si tomamos en exceso esta variedad, podríamos sufrir alteraciones en nuestro sistema nervioso. Si tomamos más de cinco tazas de té negro al día, podríamos notar efectos secundarios en base a estos excitantes. Así, estos efectos secundarios podrían variar de leves a graves e incluirían desde dolor de cabeza, nerviosismo, ansiedad, taquicardias o ritmo cardíaco irregular, temblores, mareos, zumbidos en los oídos o confusión.

2. Aumento del insomnio

Este efecto excitante y estimulante del té negro es una realidad que podría ser perjudicial para las personas que ya padecen de por sí insomnio. Hay que tener en cuenta que los alcaloides estimulan el cerebro y el resto del sistema nervioso, por lo que si consumimos mucho té negro podríamos mantenernos en vigilia más de lo que quisiéramos. Evidentemente es mejor consumirlo por el día, pues, aunque tomemos una dosis adecuada, ingerirlo por la noche podría traducirse en una noche de insomnio.

3. Sus efectos desmineralizantes

El té negro es un gran diurético, algo que nos puede venir muy bien, y es que el té negro es bueno para adelgazar, sobre todo si estamos realizando alguna dieta para bajar peso. No obstante, hay que saber que su potente efecto diurético podría causar la pérdida de gran cantidad de electrolitos. Si no se recuperan con la dieta, podría ocasionar determinados trastornos y síntomas como calambres.

4. El hierro

Los taninos son los responsables de que los minerales como el hierro no sean absorbidos correctamente por el organismo. Esto hay que tenerlo siempre presente a la hora de tomar té negro. Para intentar minimizar un poco este efecto secundario inevitable del té negro, se recomienda tomar las infusiones preferentemente una hora antes de comer. De esta forma se reducirá el efecto de los taninos antes de ingerir los alimentos y el hierro se absorberá mejor.

En qué casos no es recomendable tomar té negro

Teniendo todo esto en cuenta, hay ciertos casos concretos en los que tomar té negro estaría contraindicado para nuestra salud. Por ejemplo, no sería apropiado tomar té negro durante el embarazo. La cafeína traspasa la placenta, por lo que si se toma en exceso podría perjudicar la salud del bebé. Un exceso de cafeína durante el embarazo podría incluso producir retraso en el crecimiento intrauterino. Por ello, tal y como algunos portales expertos en esta materia como El Embarazo sería conveniente tomar otras infusiones durante esta etapa que no ponen en peligro nuestra salud o la del pequeño/a. Otros casos en lo que no es recomendable tomar té negro es en la época de lactancia. Un consumo elevado de este tipo de té durante este proceso haría que la cafeína de este té pasase a la leche materna, por lo que podría producir un aumento del ritmo cardiaco en el bebé.

De igual modo, no se recomienda tomar té negro en casos de hipertensión, ansiedad o taquicardias o problemas cardiovasculares. Igualmente, las personas muy nerviosas al tomar este té podrían ver aumentado su estado de ansiedad debido una vez más a su alto contenido en cafeína. En estos casos, una opción con menor caféina podría ser el té verde, debido a que sus componentes son perfectos para intrid y conseguiríamos un efecto más relajante.

Por último, recuerda que el té negro hace que el hierro no se asimile bien, por lo que si tienes problemas de anemia no deberías abusar de esta infusión. En cualquier caso y como siempre, lo mejor será consultar con tu médico particular cómo debes consumir este té siempre que tengas alguna condición de salud específica.

Te podría gustar

Tomar té negro todos los días es bueno para tu salud ¿Sabías que un consumo diario de té negro tiene beneficios para tu organismo? Consulta qué ventajas ...
Toma una infusión de jengibre y canela y aprovecha sus propiedades ¿Todavía no conoces los beneficios de la infusión de jengibre con canela? Descubre cómo se prepara l...
Toma té amarillo y cuida tu salud El té amarillo es una bebida de larga tradición histórica y tiene grandes beneficios para el organis...
Toma nota de todos los beneficios del té chai ¿Todavía no has probado el té chai? Descubre qué propiedades medicinales tiene el té chai y te conve...
Continúa leyendo
Haz clic para comentar!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesorios para el té

Infusiones